Tutela, curatela, defensor judicial

 

Tutela, curatela, defensor judicial

ASESORAMIENTO Y GESTIÓN INTEGRAL PARA TUTORES: PIDE PRESUPUESTO

  • La prestación de Asesoramiento jurídico especializado en derecho de familia y particularmente incapacidad civil, por los profesionales de M&M SOLUCIONES LEGALES SL, ya sea telefónica, telemática o presencialmente en la sede del Despacho o bien en su propio domicilio.
  • Asesoramiento en materia de recursos, ayudas y prestaciones de los Sistemas Públicos de SERVICIOS SOCIALESmunicipales, autonómicos o estatal.
  • Asesoramiento FISCAL y específicamente liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • Asesoramiento sobre capacidad de representación del tutor ante entidades financieras, operaciones notariales, administraciones públicas y órganos judiciales.
  • Redacción de cartas, comunicaciones y escritos de contenido básico, que se puedan derivar de las consultas, así como  su remisión o presentación en nombre del cliente.
  • Personación en los autos de TUTELA y redacción del Informe Anual de Rendición de Cuentas, y preparación de la documentación adjunta al mismo,  así como su presentación y tramitación ante el Juzgado que conozca de la tutela con asistencia a la comparecencia de ratificación del informe.
  • GESTORÍA de FAMILIA: 25 % de descuento sobre tarifa.

Las familias suponen en la mayoría de los casos el mejor cuidador de una persona incapacitada pero…¡atención!… porque no es lo mismo cuidar que tutelar.

Tutela, curatela y defensor judicial

La tutela, la curatela y el defensor judicial son las tres instituciones de guarda y protección legal que existen en nuestro ordenamiento jurídico y que tienen como función la de proteger a la persona y los bienes de los menores o incapacitados.

La Tutela

La Tutela

La tutela es aquella institución de Derecho de familia cuya finalidad es la de proteger bien la persona, bien el patrimonio, bien ambas cosas, de un menor de edad o incapacitado judicialmente.

¿Quiénes están sujetos a la tutela?

  1. Los menores no emancipadosque no estén bajo la patria potestad.
  2. Los incapacitados, cuando la sentencia lo haya establecido.
  3. Los sujetos a la patria potestad prorrogada, al cesar ésta, salvo que proceda la curatela.
  4. Los menores que se hallen en situación de

El tutor debe actuar siempre en beneficio del tutelado, estando bajo la salvaguarda y protección de la autoridad judicial.

La curatela

La curatela

La curatela es la institución jurídica por la cual el curador complementa la capacidad de un menor, pródigo o incapacitado en todos aquellos actos o negocios jurídicos que los mismos no puedan realizar por sí solo.

La mayor diferencia entre tutela y curatela es que el sometido a tutela es incapaz mientra que el sometido a curatela es capaz pero requiere de un complemento de capacidad.

El defensor judicial

El defensor judicial interviene en aquellos casos en los que legalmente se presume que existe el riesgo de que las personas que ostentan la patria potestad, tutela o curatela, velen más por sus propios intereses que por los de aquellos a quienes protegen (por ejemplo, en los casos en los que existe un conflicto de intereses en el reparto de los bienes de una herencia).

Es nombrado en los casos en los que existe conflicto de intereses entre el sometido a tutela, curatela o incluso patria potestad y el que ejerce ésta, ostenta su representación o completa su capacidad.

Conforme al artículo 299 del Código Civil procede la designación de defensor judicial en tres supuestos:

  1. En los casos de conflicto de intereses entre los menores e incapacitados y sus representantes legales o curador.
  2. En los casos en que por cualquier motivo la persona designada como tutor o curador no cumpliera sus funciones en tanto subsista la causa o se designe un sustituto.
  3. En los demás supuestos que conforme a las normas deba de existir un defensor judicial.
Asesoramos en cualquier intervención del tutor:
  • Formulación y presentación de inventario de bienes, rendición de cuentas y otras obligaciones judiciales.
  • Autorizaciones judiciales, tales como venta de inmuebles, aceptación de herencia, venta de activos financieros, reforma de inmuebles o gastos de especial relevancia, arrendamientos, internamientos en residencias y centros especiales, solicitud de préstamo…
  • Justificaciones de operaciones realizadas por el tutor.
  • Propuesta y designación de defensor judicial.
  • Solicitud de remoción de tutor.
  • Renuncia del cargo de tutor.
  • Sustitución de tutor por defunción
  • Solicitud de retribución por el ejercicio del cargo de tutor.
  • Intervención del tutor en sociedades mercantiles.

Es importante que ante cualquier duda, si ejerces la tutela de alguien, te asesores correctamente

¿Qué es un tutor?

Cuando una persona es incapacitada, en la misma sentencia se designa a su tutor. Este debe atenderla en sus necesidades personales, sanitarias y económico patrimoniales.

Es decir que la tutela se ejerce normalmente sobre la persona y sobre los bienes

¿Quién puede ser tutor?

Cualquier persona física que el juez considere idónea y que no incurra en las causas de inhabilidad que establece la ley.

¿Se puede tutelar a varias personas?

Si, por ejemplo es posible que un hijo tutela a sus dos padres si ambos padecen algún trastorno incapacitante.

¿Cuantos tutores se pueden designar?

Solo uno, aunque excepcionalmente y si la gestión del patrimonio lo requiere se puede designar a un tutor y a un administrador de los bienes

¿La Ley establece algún orden de preferencia en la elección de tutor?

Si, establece un orden aunque el Juez lo puede alterar motivadamente. El incapaz puede designar en un documento de auto-tutela quien desea que le tutele para el caso de que sea necesario por sobrevenirle alguna causa de incapacidad

¿Se puede nombrar tutor a una persona jurídica?

Sí, siempre que no exista finalidad lucrativa y sus fines lo determinen. En Madrid existe la Agencia Madrileña para la Tutela de Adultos que se hace cargo de los casos en los que no existen familiares o bien estos no son idóneos a criterio del Juzgado.

 La tutela comienza cuando el tutor jura el cargo, NO cuando se notifica la sentencia a las partes.

El tutor debe obligatoriamente presentar un inventario de bienes y rendir cuentas anualmente.

El tutor rinde cuentas al juez y al fiscal que deben velar porque la actuación del tutor sea siempre en beneficio de los intereses de la persona incapaz.

¿ El tutor puede actuar con libertad en cualquier caso?

No, hay determinados actos jurídicos para los que necesita una autorización judicial expresa como por ejemplo para vender inmuebles y aceptar herencias, internarlo en una residencia, hacer gastos extraordinarios, presentar demanda contra alguien o pedir préstamos. Para ello hay que presentar una demanda ante el Juzgado competente alegando las razones que justifican la solicitud.

El cargo de tutor puede ser remunerado pero hay que solicitarlo de forma expresa en el momento procesal oportuno.

El defensor judicial y el guardador de hecho son figuras distintas del tutor que hay que tomar en consideración cuando existe una persona incapaz.